Ley de Segunda Oportunidad


Libérate de tus Deudas

Elimina o reduce tus deudas, con el asesoramiento de nuestros Abogados especializados en la Ley de Segunda Oportunidad:

¡¡ y Vuelve a Nacer !!


Que opinan nuestros clientes:


Nosotros podemos Ayudarte

Rellena el siguiente formulario y uno de nuestros Abogados se pondrá en contacto contigo lo antes posible, para analizar la viabilidad de la exoneración.

Primera consulta Gratuita


 

12 + 13 =

Beneficios de la Ley de segunda oportunidad

Cancelación total de las deudas

Protege la vivienda Familiar

Suspensión de embargo de nóminas

Eliminación listado ASNEF

Recupera Tarjetas de Crédito

Fin de las llamadas incomodas

Tú y tu familia os mereceis una Segunda Oportunidad


 

Logotipo Despacho de Abogados de Alcoy Alicante Fernando Villanueva

**** Texto generado con Chat GPT *****

Preguntas frecuentes sobre la Ley de Segunda Oportunidad:

  • ¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?
  • ¿Quién se puede Beneficiar?
  • ¿Qué beneficios tiene?
  • Desventajas de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad
  • ¿Como acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?
  • ¿Como solicitar la Ley de Segunda Oportunidad?

Qué es la Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad constituye un valioso instrumento jurídico que ofrece una vía de alivio para diversos sectores, tales como pequeñas empresas, trabajadores autónomos y personas particulares que se hallan en circunstancias de insolvencia o enfrentan serios obstáculos relacionados con la liquidez de sus recursos financieros. Esta normativa legal les permite llevar a cabo un proceso de cancelación o reducción de sus deudas pendientes con acreedores e incluso con las entidades gubernamentales. En esencia, la Ley de Segunda Oportunidad se presenta como una herramienta esencial para ofrecer un nuevo comienzo económico a aquellos individuos y entidades que se encuentran en una situación financiera problemática.

¿Quién se puede beneficiar?

Esta Ley está al alcance de todas las personas físicas, ya sean individuos particulares, asalariados, desempleados, jubilados, trabajadores autónomos o empresarios, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos.

Los autónomos y empleados pueden acceder a esta normativa sin importar su situación laboral.

Asimismo, si has actuado como aval para un familiar que enfrenta deudas, también puedes solicitar una segunda oportunidad, siempre y cuando te encuentres en una situación de insolvencia y cumplas con los criterios establecidos por la Ley.

Que beneficios tienes

Los beneficios que obtienes al acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad son los siguientes:

Cancelación de deudas

La característica principal de esta ley es la posibilidad de cancelar las deudas privadas. Además, se contempla la cancelación de hasta 10.000 € por cada entidad gubernamental, con la opción de establecer un plan de pagos para la cantidad restante.

Conservación de tus bienes

Con la nueva ley, el deudor tiene la elección entre liquidar sus activos existentes y saldar la deuda en su totalidad, o bien, mantener sus bienes y comprometerse a un plan de pagos para una deuda reducida.

Salida de ficheros de morosos e informes de riesgo

La exoneración de la deuda va de la mano con la eliminación de tus datos de los registros de morosos y los informes de riesgo crediticio.

Suspensión de embargos

En caso de que enfrentes embargos judiciales derivados de procesos legales, al acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, puedes solicitar la suspensión de dichos embargos. Todos los procedimientos se integran en el marco de esta ley y culminan con la cancelación de la deuda.

Detención de intereses de las deudas

Desde la admisión de la demanda y durante todo el proceso de tramitación, tus deudas no generarán intereses. Incluso si optas por un plan de pagos para preservar tus bienes, la deuda no seguirá acumulando intereses.

Posibilidad de solicitar tarjetas y préstamos nuevamente

Una de las ventajas más significativas de esta ley es que después de completar el proceso, podrás retomar tu vida financiera normal. Esto implica que no figurarás en los registros de morosidad, lo que te permitirá acceder nuevamente a financiamiento a través de préstamos y tarjetas de crédito.

 

Desventajas de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad

Es importante destacar que la Ley de la Segunda Oportunidad no constituye un «cheque en blanco». Dependiendo de cada situación, es posible que debas realizar ciertos sacrificios si posees algún tipo de patrimonio.

Deudas no cancelables

Algunas deudas no podrán ser eliminadas. Deberás cumplir con compromisos financieros como el pago de salarios a tus empleados o pensiones de manutención de tus hijos. Además, si la deuda supera los 10,000 euros con cada administración pública, deberás pagar la cantidad restante.

Revocación de la cancelación

La cancelación de la deuda puede ser revocada. Los acreedores tienen el derecho de solicitar al juez que se suspenda la exoneración si se descubre que has ocultado activos o ingresos, o si tu situación mejora significativamente en los tres años posteriores al proceso debido a herencias, donaciones, o ganancias en la lotería. También, la revocación puede ocurrir si enfrentas procesos legales o administrativos y se emite una sentencia condenatoria o una resolución administrativa firme en tu contra.

Control de movimientos bancarios

El juzgado designado puede nombrar a un administrador concursal para supervisar el proceso y prevenir abusos. Este profesional puede controlar tus cuentas bancarias y establecer un límite mensual en función de tus gastos.

Pago de deudas privilegiadas

Existen ciertos tipos de deudas que no pueden ser exoneradas, como las pensiones de alimentos, las deudas hipotecarias sin entregar la vivienda a cambio o las deudas adquiridas durante el proceso concursal.

Liquidación de bienes del deudor

Antes de la modificación de la Ley de la Segunda Oportunidad, los activos del deudor debían ser vendidos en subasta pública para pagar parte de la deuda. Ahora, algunos bienes pueden ser preservados mediante un acuerdo de pagos tras presentar la demanda. Sin embargo, esto implica que la deuda no será completamente cancelada, ya que deberás realizar pagos mensuales. La cuota se determinará según tus ingresos y gastos mensuales. Si deseas conservar tu vivienda principal, el acuerdo de pagos se extiende a 5 años, mientras que para salvar un vehículo, el plazo es de 3 años.

Inscripción en el Registro Público Concursal

Una vez finalizado el proceso, tus datos personales serán incluidos en el Registro Público Concursal, una base de datos que registra a personas físicas y jurídicas que han sido declaradas en concurso. Si te acoges a la Ley de la Segunda Oportunidad, tus datos se registrarán en esta base de datos.

¿Cómo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Para dar inicio al proceso de acogimiento a la Ley de Segunda Oportunidad, tu abogado debe presentar una solicitud ante el Juzgado para que se te declare en situación de insolvencia. En otras palabras, se busca que el tribunal reconozca de manera legal que no tienes la capacidad económica para afrontar tus deudas.

Esta solicitud debe ir acompañada de una serie de documentos que detallen tu situación económica y personal. Estos documentos servirán para demostrar que tu incapacidad para pagar las deudas es una cuestión de imposibilidad y no de falta de voluntad.

¿Cómo solicitar la Ley de Segunda Oportunidad?

Si estás buscando una oportunidad para comenzar de nuevo, el primer paso es ponerse en contacto con un bufete de abogados especializados en la Ley de Segunda Oportunidad y el Concurso de Acreedores. A este tipo de profesional se le conoce comúnmente como un «abogado para tus deudas» o «abogado de Ley de Segunda Oportunidad.»

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies